Cuando tocar demasiado se vuelve en tu contra

Cuando tocar se vuelve en tu contra- Elena Muerza

Decía Aristóteles que la virtud está en el término medio, en ese punto a igual distancia de los dos extremos: exceso y falta. Aplicado a la música, ya te hablé en el artículo “¿Por qué ya no tengo ganas de tocar?” de cuando nuestra balanza se inclina hacia el lado de la falta, en este caso, falta de ganas o motivación. Por eso, esta vez te quiero contar qué ocurre en el caso contrario, cuando tocamos tanto que se convierte en algo contraproducente para nuestra salud física y mental.

Sigue leyendo

Anuncios