Cuando tocar demasiado se vuelve en tu contra

Cuando tocar se vuelve en tu contra- Elena Muerza

Decía Aristóteles que la virtud está en el término medio, en ese punto a igual distancia de los dos extremos: exceso y falta. Aplicado a la música, ya te hablé en el artículo “¿Por qué ya no tengo ganas de tocar?” de cuando nuestra balanza se inclina hacia el lado de la falta, en este caso, falta de ganas o motivación. Por eso, esta vez te quiero contar qué ocurre en el caso contrario, cuando tocamos tanto que se convierte en algo contraproducente para nuestra salud física y mental.

Sigue leyendo

¿Por qué ya no tengo ganas de tocar?

Ganas tocar

Cuando se estudia un instrumento o, posteriormente, cuando se vive de él, mantenerse motivado constantemente no siempre es posible.

Todos tenemos algún día en el que nos da pereza tocar y en el que encontramos mil cosas más interesantes que hacer en ese momento antes que sacar la flauta de su estuche. Si esto ocurre puntualmente, no le daremos importancia (desconectar de vez en cuando viene bien), pero y ¿si pasan días, semanas o meses y sigo sin ganas de tocar una sola nota? ¿Es algo normal? Sí, es algo completamente normal que le puede ocurrir a todo el mundo, sea cual sea su ámbito laboral: eres víctima de la desmotivación.

Por suerte tiene solución y es más sencilla de lo que creemos, aunque hay que poner mucho de nuestra parte.

¿Por qué estoy desmotivado? Sigue leyendo

Lesiones más comunes en un flautista: cuáles son y cómo evitarlas

clown-crazy-emotions-1990-945x550

Hace ya algún tiempo, en uno de mis primeros artículos, os hablaba de lo importante que son los estiramientos para un músico y darse cuenta que tocar con dolor un instrumento, en este caso la flauta, no es lo normal.

Puedes volver a leer el artículo completo aquí.

Desde el blog Gran Pausa (un gran descubrimiento. Si todavía no lo conoces, ¡no esperes más!) nos presentan las diferentes lesiones que puede sufrir un músico según su instrumento y cómo ponerle solución. Como bien dicen ellos, no hay que forzar y a la mínima señal de alarma, lo más aconsejable es que acudas a un médico. Sigue leyendo

8 consejos básicos para flautistas principiantes

Idee Konzept Ideenskizze

Si con la llegada del nuevo año has decidido que este es el mejor momento para aprender a tocar la flauta travesera, este artículo es para ti. Lo primero, tengo que darte la enhorabuena por haber elegido un instrumento tan fantástico (¡qué voy a decir yo!) y lo segundo es que, aunque parezca difícil y se haga duro el comienzo, no tires la toalla. Tocar un instrumento, sea cual sea, es una de las experiencias más gratificantes que podemos vivir y aunque haya momentos más complicados, verás que no te vas a arrepentir de haber tomado esta decisión.

He recopilado una serie de consejos que te ayudarán a empezar con buen pie en el mundo flautístico. Seguro que conoces ya algunos de ellos, puesto que no voy a descubrir nada nuevo, pero conviene recordarlos y tenerlos muy presentes desde el primer momento.

Sigue leyendo

Cómo practicar el doble en la mitad de tiempo

Pomodoro technique musicians¿Recordáis la Ley de Parkinson de la que os hablé en un artículo anterior llamado Tener un hijo músico? Os explicaba por entonces que, según esta Ley, cuanto más tiempo tenemos para realizar una tarea, más tiempo tardaremos en completarla.

Hoy conoceremos por qué ocurre esto y sobre todo, os presentaré una técnica muy útil para lograr convertir tus sesiones de práctica instrumental en sesiones fructíferas y aprovechadas al 100%. Sigue leyendo

Pensando como músico: ni sí ni no, ni blanco ni negro

Pensamiento músicaTenía pensado publicar esta semana otro artículo dedicado a las técnicas de estudio, dentro de la serie de artículos de esa temática que empecé. Sin embargo, me he encontrado con compañeros y conmigo misma (incluso después de muchos años) siendo víctimas de un tipo de pensamiento, por desgracia habitual, en el mundo de los músicos: el todo o nada, blanco o negro, bien o mal.

¿Te imaginas pudiendo tocar sólo ppp o fff, sin ningún tipo de matiz intermedio? Pues eso mismo es lo que ocurre en muchas ocasiones con nuestra forma de pensar, nos basamos en extremos para evaluar cualidades o situaciones: el concierto ha sido genial o un desastre, mi compañero toca bien o mal. Este tipo de pensamiento se denomina pensamiento dicotómico y afecta notablemente a nuestra salud emocional y a la forma de percibir la realidad que tenemos.

De algún modo todos distorsionamos la realidad, pero cuando se hace de forma rígida y polarizada surge el problema:

Sigue leyendo